La Convención

Historia de la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental (ACBCOcc)

La iglesia Bautista en Cuba surgió en 1882, cuando el país aún era dominada por España y por su hegemónica iglesia Católica. Nuestros comienzos están ligados a la figura de Alberto Jesús Díaz Navarro, un cubano convertido al evangelio en una iglesia bautista de Nueva York. Díaz llegó a la Habana el 19 de marzo de 1882 para estudiar la manera de traer el evangelio a Cuba. Durante su estancia realizó varias conferencias cristianas, y al año siguiente se estableció definitivamente en La Habana.

En sus primeros años, la obra se concentró en la capital cubana y sus alrededores. En mayo de 1887, durante la reunión anual de la Convención Bautista del Sur de Estados Unidos, en el reporte de la Home Mission Board se dijo de la obra bautista en Cuba: “El maravilloso trabajo en este campo, considerando el tiempo y los medios experimentados en su causa, nunca ha sido superado en la historia de las misiones modernas”.

Para 1895, ya había casi 3.000 miembros en siete iglesias y más de 20 misiones; numerosos obreros, entre ellos cinco pastores ordenados, atendían el trabajo. Funcionaban una escuela para señoritas y varias escuelas diurnas para niños pobres. La obra contaba además con dos templos, un hospital y un cementerio. El Templo más importante era el de Zulueta y Dragones, un magnífico local construido para Circo-Teatro en 1880 por el catalán Miguel Jané y que fue comprado para la iglesia Getsemaní. La iglesia se mudó al Teatro Jané a comienzos de 1889 y en la actualidad es el templo de la iglesia “El Calvario”.

La nueva obra fue hecha por obreros nacionales, aunque con la ayuda económica de los bautistas del Sur de EE.UU. Durante la etapa de la República (1900-1958), la obra creció a todas las provincias del país y se decidió dividirla en Oriente y Occidente. En 1905 surgen las Convenciones Bautistas de Cuba Occidental y Oriental. En la Convención Bautista de Cuba occidental, la obra creció bajo el liderazgo de los misioneros norteamericanos Moisés N. Mc Call (1906-1947) y Herbert Caudill (1947-1969). En la “era Mc Call” se creó el Seminario Bautista (1906), donde se han formado la gran mayoría de nuestros obreros; en 1907 la revista convencional Sión (llamada después “La Voz Bautista”) y en 1937 el programa radial “La Hora Bautista”. Para 1947 existían ya 62 iglesias donde se congregaban 5.673 miembros guiados por 54 pastores o misioneras. Para esta fecha también se contaba con 13 colegios y una matrícula de 780 alumnos.

En los años de la superintendencia de Caudill hasta 1960, la obra pasó por un hermoso período de crecimiento y fortalecimiento. Se construyó el nuevo edificio del Seminario, y surgieron con sus edificaciones el Campamento de Yumurí, la Clínica, la Librería, el Hogar y la Unión Bautista de Estudiantes Universitarios (UBEU), con su edificio en la calle J No. 555, Vedado. Para 1960 había 85 iglesias y 8.775 miembros, atendidos por 103 pastores o misioneras.

La década del 60 fue un tiempo muy difícil para la iglesia, ya que el Estado cubano –que hoy es laico- se declaró entonces como ateo y materialista, bajo la doctrina del marxismo-leninismo. En 1969, la obra tenía 89 iglesias y 6.754 miembros; se habían perdido 2.021 miembros en 9 años. Las décadas de 1970 y 1980 fueron estables mostrando un crecimiento lento. La prohibición gubernamental de comprar nuevas propiedades o construir nuevos templos, así como la continua emigración de miembros a EE.UU., detuvieron un poco la organización de iglesias, y para 1988 la obra solo tenía 102 iglesias con 6.538 miembros.

A partir de 1988 la obra entró en un período de crecimiento y avivamiento nunca antes experimentados. De 1988 a 1996 se bautizaron 9.655 nuevos creyentes y la membresía de las 143 iglesias ascendió a 12.499 miembros (a pesar de la constante emigración). Desde entonces, el crecimiento continuó y se fortaleció. En la actualidad (2016), la obra cuenta con cerca de 500 iglesias y más de 25.000 miembros. Y aún queda mucho por crecer.

Principios Bautistas

1. El Señorío de Jesucristo.
2. La Biblia: única fuente de autoridad.
3. El bautismo por inmersión de creyentes regenerados.
4. El gobierno congregacional.
5. El sacerdocio universal del creyente.
6. La separación entre la iglesia y el estado.
7. La libertad religiosa.
8. La cooperación.

Localidad

Zulueta No. 502 esq. a Dragones
Habana Vieja, La Habana
Código Postal 10200, Cuba
Teléf.: 7861-3983

Seminarios

Seminario Teológico Bautista de La Habana “Dr. Rafael Alberto Ocaña”

Instituto Bíblico de Pinar del Río.

Programas Importantes

Proyecto Convencional de Discipulado “Transfiriendo Vida”
Junta de Misiones
Ministerio de Educación Cristiana
Ministerio de Adoración y Vida Cristiana
Ministerio de Beneficencia
Compañerismo Médico Bautista
Ministerio de Relaciones Fraternales
Ministerio de Jóvenes
Ministerio de Mujeres
Ministerio de la Tercera Edad
Confraternidad de Esposas de Pastores
Confraternidad de Pastores
Ministerio Fe y Esperanza
Ministerio APEN
Ministerio OANSA

Instituciones de la Convención

Hogar de Ancianos Bautista “Gáspar de Cárdenas”

Campamento Bautista “Dra. Marta Cabarrocas”

Administradores