UNA VISITA AL HOGAR BAUTISTA

Tener un lugar acogedor para hermanos sin amparo familiar, fue por mucho tiempo el sueño de Gaspar de Cárdenas, entonces pastor en Pinar del Río. Sobre ese sueño, que llegó a convertirse en un anhelo para las iglesias de nuestra obra, conversamos con el administrador del Hogar Bautista de nuestra Convención, Mario Enrique Pérez González.

Para materializar ese proyecto se realizaron diversos intentos, uno de ellos en 1913, con la recaudación de donativos por parte del pastor Cárdenas para comprar un terreno destinado al Asilo Bautista, y otro el 19 de diciembre de 1925, cuando el Presbítero intentó adquirir la finca María Luisa. Pero no es hasta 1926, con apoyo del Dr. Moisés Nathanael MacCall y el donativo dado por Mrs. Bottons un año antes, que se compra la finca Bocallsor en Calabazar, La Habana, junto al río Almendares, cuyo primer administrador fue el hermano Cárdenas, pionero en esta labor, y en cuya memoria este lugar se nombra Hogar de Ancianos Bautista “Gaspar de Cárdenas”.

 

info-hogar-bautista-02
Desarrollo del Hogar Bautista en 30 años

 

Tras la muerte de este hermano se hizo cargo del Hogar el Pbro. Renato Alfonso con un comité local de  administración. La instalación acogía entonces a una señorita, una viuda con tres niños, un anciano y una niña. Pero la historia no concluye aquí. El asilo superó las pruebas del ciclón del 20 de octubre de 1926, que lo derriba sin causar pérdidas humanas, y la crisis económica de 1929 que causa su derrumbe, después de haberse reinaugurado el 21 de abril de 1927. Es inaugurado nuevamente el 18 de octubre de 1958 por los pastores Abelardo Teodoro Becker y el superintendente de la obra en Cuba en ese momento Hebert Caudill, junto con su primera administradora Clara Luz García, y acoge entonces a ocho pacientes.

Aunque mantuvo el mismo nombre, esta instalación cambia su misión de ser un hogar para hermanos sin amparo familiar, y comienza a ingresar ancianos sin respaldo filial procedentes de iglesias bautistas, así como pastores retirados, junto con hermanos fieles que han servido en la obra del Señor.

Este hermoso lugar, con seis décadas de existencia, se ubica actualmente en el terreno Las Granjas, calle Villa Rosa, reparto Cotorro. Su construcción se realizó en tres partes. El primer bloque se hizo en 1958, el segundo a principios de los años 60 y el resto de la ampliación se comenzó a partir de 1991, explicó su actual administrador.

En estos momentos el Hogar es dirigido por el Dr. Víctor Samuel González Grillo, coordinador del ministerio de Beneficencia de la ACBCOcc, nos decía el hermano Mario Enrique, quien ha trabajado allí por 27 años. Residen hoy en el Hogar 30 personas, quienes, al ingresar en la institución, pasaron a ser miembros de la Iglesia Bautista de Villa Rosa, ubicada junto al Hogar. Los residentes reciben visitas de hermanos y pastores de distintas iglesias tanto nacionales como internacionales, las cuales son planificadas a través de llamadas telefónicas, y nos contaba Joaquín, uno de los ancianos hospedados allí, que los hermanos que van a verles, comparten el alimento espiritual, y además les llevan regalos, artículos para uso de los pacientes, víveres y golosinas.

Este lugar es sostenido por las ofrendas del Departamento Varonil y otras que llegan de la Convención Bautista de la Florida, Estados Unidos. Aquí se brinda una atención médica especial a cada paciente de acuerdo con sus enfermedades y para ello se cuenta con cuatro enfermeras y un médico, así como un fisioterapeuta que dos veces por semana imparte ejercicios en las áreas verdes del lugar, acotó el administrador.

 

actual administrador y su esposa
Mario E. Pérez, actual administrador, y su esposa, María Albernas

Añadió que los ancianos tienen incluidas en su plan alimenticio las seis comidas básicas (desayuno, almuerzo y comida, con las meriendas intermedias).

Como miembros de la iglesia, los hermanos que están en condiciones de caminar, participan en diferentes actividades como cultos, semanas de verano y excursiones. Los que no pueden trasladarse, acuden a la célula de oración que funciona los martes en el Hogar, guiada por la hermana María Albernas, esposa del administrador, y a las clases de Escuela Dominical de juveniles y jóvenes que son impartidas en habitaciones de este lugar, y como algo especial, a los ancianos se les celebran sus cumpleaños.

Los hermanos que trabajan en el Hogar se sienten muy agradecidos de las iglesias por sus ayudas con ofrendas, visitas y oraciones, y exhortan a las congregaciones que tienen pacientes allí, a que los visiten, ya que esto los anima y les recuerda que aunque están lejos, siguen presentes en sus corazones, señalaba Mario Enrique Pérez.

Acotó que los trabajadores del Hogar desean compartir como motivo de oración el proyecto de remodelación del lugar, que estará respaldado por la 1ra. Iglesia Bautista de Sarosota, Florida. Ellos se consideran dichosos al servir en esta humilde pero poderosa obra que el mismo Señor encaminó desde sus comienzos, y que contó con siervos fieles de apasionado corazón como fueron Cristina Garnett, Cándida Peñate, Miss Matthews, Alfredo Cabrera, René Alfonso, Alejandro Vallespino, Miguel Ángel Ceber y Juan Bautista Pérez, entre otros.

Ellos demostraron que Dios puede hacer muchas cosas cuando una persona se entrega incondicionalmente en sus manos, puntualizó el administrador del Hogar de Ancianos de la ACBCOcc.

Por: Bárbara Pérez