UN MENSAJE DEL PRESIDENTE

cross-66700_1920

Amados hermanos, que la gracia y la bendición de nuestro Señor Jesucristo sean con vosotros. Qué gozo es volver a tener nuestra revista “La Voz Bautista”, que nos une en propósitos, anuncia los eventos de nuestra obra y nos ayuda en crecimiento espiritual. Damos las gracias y la gloria a Nuestro Dios.

La Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental (ACBCOcc) tiene como misión la tarea más importante a la que Dios nos ha llamado: HACER DISCÍPULOS.

La misión formula la pregunta qué: ¿Qué ha llamado Dios a hacer a este ministerio. La misión es el objetivo del ministerio, que para la Iglesia es la Gran Comisión. Por tanto, nuestra misión es HACER DISCÍPULOS, y todas nuestras metas y actividades deben estar bajo la cobertura de esa misión.

La misión es bíblica. La primera misión fue dada por Dios a Adán y Eva, en Génesis 1:28: “Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra”. Ellos estaban para ejercer el dominio sobre la creación.

La segunda es la de Moisés, (Éxodo 3:10): “Ven, por tanto, ahora, y te enviaré a Faraón, para que saques de Egipto a mi pueblo, los hijos de Israel”. Esta oración resume la misión de Moisés, que abarcó todo lo que se registra desde Génesis hasta Deuteronomio.

La tercera es la de Josué. Dios la presenta en Josué 1:2: “Mi siervo Moisés ha muerto; ahora, pues, levántate y pasa este Jordán, tú y todo este pueblo, a la tierra que yo les doy a los hijos de Israel”. La misión era sacar a Israel de Egipto e introducirlo en Canaán, y Dios utilizó dos líderes con misiones diferentes: Moisés guiaría al pueblo a salir de la esclavitud en Egipto, y Josué los introduciría en la Tierra Prometida.

La cuarta es la de Isaías. En Isaías 6:9, Dios ordena al profeta: “Anda, y di a este pueblo: Oíd bien, y no entendáis; ved por cierto, mas no comprendáis. Engruesa el corazón de este pueblo, y agrava sus oídos, y ciega sus ojos, para que no vea con sus ojos, ni oiga con sus oídos, ni su corazón entienda, ni se convierta, y haya para él sanidad”. Seguramente esta fue una misión frustrante para Isaías. Traería poco progreso espiritual.

La quinta fue para Jeremías (Jeremías 1:10): “Mira que te he puesto en este día sobre naciones y sobre reinos, para arrancar y para destruir, para arruinar y para derribar, para edificar y para plantar”. La misión de Jeremías era proclamar al pueblo de Dios un mensaje de bendición y juicio.

La misión de Dios para Jesús se revela en Marcos 10:45: “Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos”. Dios también ha dado a la Iglesia su misión.

Así, una misión es lo que Dios desea que hagan -no lo que usted quiera hacer- y debe estar en primer lugar. Si descuidamos la misión, estamos perdidos. Lo mismo sucede con la plantación de iglesias.

Nuestra misión es glorificar a Dios haciendo discípulos que hagan discípulos de Cristo. Imagínese que usted saldrá de vacaciones y decide aprovechar que la casa quedará vacía para reparar el problema del techo. Contrata a un obrero, y luego usted regresa con la expectativa de ver reparado el techo, pero encuentra cambiadas todas las demás cosas. El obrero le dice: “¿Qué le parece? Descubrí que la pintura estaba un poco vieja, así que pinté las habitaciones. Noté que el sistema eléctrico era antiguo, y reforcé el cableado. También pulí el piso”. Usted solo atina a preguntarle: “Con respecto al techo, ¿qué hizo?”. Y él responde: “Lamentablemente, no pude repararlo. Con tantas cosas no tuve tiempo”. ¿QUÉ HARÍA USTED CON ESE OBRERO? Seguramente, nada agradable. Pero… ¿no estamos muchas veces haciendo lo mismo? Jesús nos dio una orden central: HACED DISCÍPULOS.

Oro para que Dios levante un ejército de hombres y mujeres comprometidos con Jesús para alcanzar a otros y que vayan por todo el mundo haciendo discípulos y transfiriendo vida. Un abrazo. Les amo en Cristo.

 

Pbro. Juan Carlos Rojas Mantilla

Presidente ACBCOcc